“Desplazamiento de uno de los discos intervertebrales que produce rigidez de la columna vertebral y compresión de la médula o de las raíces nerviosas.”

Para poder hacer frente de forma directa al problema, se precisa de un estudio previo para diagnosticar las causas de la lesión.  Como en la mayoría de los tratamientos, en las fases agudas el objetivo es disminuir el dolor.